Los jóvenes estudian en casas de apuestas porque las bibliotecas tienen restricciones

Un grupo de jóvenes ha ido a estudiar en una casa de apuestas para protestar contra las medidas para prevenir contagios del coronavirus, ya que las casas de apuestas tienen menos restricciones que las bibliotecas.

Bibliotecas y casas de apuestas

Las bibliotecas de Madrid han reducido su capacidad de aforo al 50% y, además, también han reducido el horario de abertura hasta las 20:00. En cambio, las casas de apuestas pueden abrir hasta las 0:00 y con un aforo del 60%. Además, para ir a estudiar a la biblioteca hay que pedir cita previa, pero en las casas de apuestas, no.

Las bibliotecas tienen más restricciones que las casas de apuestas y muchos chicos han ido a estudiar en las casas de apuestas para reivindicar su desacuerdo con estas medidas del coronavirus / Twitter RebeldiaCMadrid

Muchos estudiantes no están de acuerdo con estas medidas de prevención del coronavirus, ya que no entienden por qué las casas de apuestas tienen más libertad que las bibliotecas y más teniendo en cuenta que en el mes de diciembre se acercan los exámenes finales para mucha gente.

Chicos estudiando en las casas de apuestas

«Para muchas estudiantes, el curso escolar depende de que tengamos espacios públicos de estudio. Ahora mismo, muchas bibliotecas de Madrid ni siquiera abren, ya que el horario es ridículo y la cita previa es inaccesible,» se quejan desde Rebeldía Joven, que ha sido la organización que ha compartido las fotos de los chicos estudiando en las casas de apuestas para reivindicar su desacuerdo con las medidas para prevenir la Covid-19.

«Queremos estudiar y asegurarnos un futuro. Con las bibliotecas no se juega», declara otro joven en la cuenta de Twitter de esta asociación. Muchos estudiantes se han sumado a esta nueva iniciativa y han empezado a estudiar en las casas de apuestas.

Esta iniciativa se ha hecho muy popular en las redes sociales y ha tenido una gran repercusión. Muchas personas han aprovechado la ocasión para comentar en las fotos de Twitter su opinión sobre esta iniciativa: «Estoy de acuerdo con vosotros. Es una pena que haya más jóvenes en las casas de apuestas que en las bibliotecas», declara un usuario indignado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *